7 Agosto 2021, 12:33
Actualizado 7 Agosto 2021, 12:33

El colectivo de trabajadores del Ayuntamiento de Alburquerque (Badajoz) afectado por el impago de nóminas ha anunciado una acampada en la plaza de España de la localidad a partir del 3 de septiembre en señal de protesta por su situación laboral.

El anuncio se ha dado a conocer en la concentración semanal nocturna que desde hace más de cinco meses convoca este colectivo cada viernes con el fin de exigir el pago de los salarios que le adeuda el consistorio, hasta ocho nóminas a la mayor parte de los 200 empleados.

El policía local Juan Pedro Pulido, quien iniciase el 4 de enero una huelga de hambre, ha señalado que con esta medida se quiere dar mayor visibilidad al drama que soportan sus familias y que afecta al resto de la población debido a la importante deuda del consistorio, por encima de los 12 millones de euros.

"Que sepan que no estamos solos quienes miran para otro lado"



"Es injusto lo que nos está pasando y queremos que se sepa, que quienes hacen oídos sordos y miran hacia otro lado sepan que no estamos solos y que estamos decididos a llegar hasta las últimas consecuencias para que tanto nosotros y nuestras familias como el pueblo en general vuelvan a la normalidad", ha señalado.

Según Pulido, la intención del colectivo es llevar a cabo "una acampada legal en esta plaza de España a partir del 3 de septiembre", para lo que antes solicitarán las autorizaciones pertinentes tanto a la Delegación del Gobierno cono al propio Ayuntamiento de Alburquerque.

"La próxima semana nos pondremos a ello para, después y si nada lo impide, pedir a quienes quieran sumarse a nuestra reivindicación que se unan porque esta lucha debe ser compartida por el resto de alburquerqueños y alburquerqueñas disconformes con la situación de crisis que arrastra nuestro pueblo", ha recalcado Pulido, que, al igual que varios de sus compañeros, se encuentra de baja médica.

Situación insostenible

En este sentido, ha mencionado que "otros trabajadores están acudiendo a Cáritas y otros emigrando en busca de una mayor estabilidad laboral", porque esto es "insostenible".

Durante la concentración se ha destacado que el Congreso de los Diputados debatirá en septiembre la fiscalización del Ayuntamiento de Alburquerque a instancias del diputado popular Víctor Píriz.

Pablo Márquez, uno de los portavoces del colectivo de trabajadores, ha precisado que será en septiembre porque "los políticos están de vacaciones, pero Alburquerque no aguanta así todo el verano", como muestra el lema de su última concentración, pues "este pueblo enfermo necesita un tratamiento urgente que lo saque de la UCI cuanto antes" y "se nos agota el tiempo".

"Mientras los políticos están de vacaciones, Alburquerque agoniza, porque los problemas no se van de vacaciones y nosotros también comemos en agosto", ha subrayado.

Una de las iniciativas defendidas en el acto ha sido la presentada en pleno por el grupo municipal en la oposición IPAL, que ha solicitado la dimisión en bloque de la corporación municipal y que otro organismo, posiblemente la Diputación de Badajoz, se haga con las riendas y la gestión del Ayuntamiento hasta las próximas elecciones municipales.

Al respecto, Márquez ha declarado que "la problemática existente en Alburquerque no solo es de impago de nóminas, va más allá, es algo más profundo y tiene difícil solución, sobre todo en manos de los causantes de esta situación, de la bancarrota".

Comentarios