13 Marzo 2021, 10:50
Actualizado 13 Marzo 2021, 10:50

Una bola de fuego que entró en la atmósfera a 72.000 kilómetros por hora fue vista la pasada noche en varios puntos de las provincias de Badajoz, Huelva y Sevilla, tras entrar en la atmósfera la roca que la provocó, procedente de un cometa.

El evento ha sido analizado por el investigador responsable del proyecto SMART, el astrofísico José María Madiedo del Instituto de Astrofísica de Andalucía IAA-CSIC, que ha informado en sus redes sociales de que se puedo ver en torno a las 0:33 (hora local peninsular española), cruzando lentamente los cielos del sur y el centro del país.

El análisis ha permitido determinar que la roca que originó este fenómeno entró en la atmósfera terrestre a una velocidad de unos 72.000 kilómetros por hora y procedía de un cometa, y forma parte de un grupo de rocas que reciben el nombre de meteoroides.

El brusco rozamiento con la atmósfera a esta enorme velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, generándose así una bola de fuego que se inició a una altitud de unos 100 kilómetros sobre el sureste de la provincia de Badajoz, avanzando en dirección suroeste, para extinguirse a una altitud de unos 63 kilómetros sobre la misma provincia, tras recorrer una distancia total en la atmósfera de unos 38 kilómetros.

Esta bola de fuego ha sido registrada por los detectores del proyecto SMART desde los observatorios astronómicos de Calar Alto (Almería), Sevilla, La Sagra (Granada), Sierra Nevada, La Hita (Toledo), y por la estación de detección ubicada en Madrid (operada por Jaime Izquierdo, Universidad Complutense de Madrid).

 

Comentarios