24 Noviembre 2021, 11:57
Actualizado 24 Noviembre 2021, 13:26

Un segundo camión de gran tonelaje ha causado daños por segundo vez, en apenas 10 días, al milenario puente romano de Alcántara (Cáceres) que ha sufrido el desplazamiento de un petril, debido a la gran longitud del tráiler, de procedencia portuguesa, que no ha podido evitar chocar al realizar una maniobra de viraje.

"Estamos en shock. No sé ni qué decir"

"Estamos en shock. No sé ni qué decir", ha declarado la alcaldesa de Alcántara, Mónica Grados, que ha instado a prohibir la circulación de los vehículos largos por el puente porque "es en el giro donde se producen los accidentes; no hay margen de maniobra".

"Ahora mismo, no hay mucha alternativa, porque el municipio necesita el transporte de camiones de más de 3.500 kilos para recibir suministros"

Vecinos y ayuntamiento han solicitado una solución urgente para evitar causar más daños al monumento y principal atractivo turístico del municipio, que sigue soportando la circulación de camiones de gran tonelaje y numerosos vehículos.

Si bien, la alcaldesa ha reconocido que "ahora mismo, no hay mucha alternativa, porque el municipio necesita el transporte de camiones de más de 3.500 kilos para recibir suministros".

 

Segundo incidente del mismo tipo en diez días

Técnicos de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura visitaron la semana pasada el puente romano de Alcántara para analizar el daño causado por otro camión, el pasado 11 de noviembre de madrugada, en uno de sus pretiles y elaborar un informe.

La regidora ya manifestó que el suceso "hizo daño en el pueblo" porque el puente es "algo muy especial" para los vecinos, pues "es nuestro símbolo".

Ahora, Grados ha pedido a la Junta los resultados previos de ese informe para "conocer el alcance de los daños sufridos en el monumento".

El primer camión dañó el puente por las dificultades de paso que existen ahora, debido a que solo está abierto al tráfico uno de sus dos carriles por las obras de mejora del pavimento que se llevan a cabo.

En un principio se pensó en cerrar el puente mientras se ejecutaban las obras en el pavimento, pero al final no se optó por esta medida ya que "el problema es que no hay otro sitio de paso", admite la alcaldesa que avanzó que se estudia la posibilidad de instalar cámaras de vídeo vigilancia

 

La solución pasa por un nuevo puente, que no estará construido, al menos, hasta 2024

El municipio necesita el transporte de camiones de más de 3.500 kilos para recibir suministros y la única alternativa es constrir un nuevo puente sobre el río Tajo, en la carrretera EX-117. La obra, licitada por 18 millones de euros, fue adjudicada a una UTE. Sin embargo, la mesa de contratación la ha excluido porque una de las empresas no cumplía la clasificación requerida en los pliegos. Finalmente la ejecutará otra Unión Temporal de Empresas, de la que forma parte Placonsa. El plazo de ejecución es de 27 meses, y por lo tanto el nuevo puente no estará listo hasta 2024

Los prespuestos de Extremadura ya incluyen el próximo año una partida de 6 millones para la nueva infraestrucutura.

Estos días los vehículo largos no pueden circular por el puente bimilenario porque se están realizando obras de pavimentación que obligan a cortar un carril

 

Comentarios