29 Abril 2021, 12:32
Actualizado 29 Abril 2021, 12:32

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio combate la avispilla del castaño con un depredador natural. En concreto, ha realizado sueltas de otra especie de avispa, el parasitoide Torymus sinensis, en castañares de las comarcas cacereñas del Valle del Jerte y Sierra de Gata.

La avispilla del castaño, cuyo nombre científico es Dryocosmus kuriphilus, supone la plaga más importante para estos ejemplares de árboles en todo el mundo.

El síntoma más característico de esta afección es la producción de agallas en hojas y frutos que merman principalmente la producción de castaña, según ha destacado en una nota el Ejecutivo extremeño.

Originaria de China

Este insecto es originario de China y se detectó por primera vez en Extremadura en 2018, en la localidad cacereña de Robledollano. En la actualidad, afecta a castañares del Valle del Jerte y de la Sierra de Gata, ambas comarcas del norte de Cáceres.

El organismo Torymus sinensis supone el mejor depredador para controlar esta plaga. Sin embargo, dicho organismo no se encuentra de forma natural en el medio y por eso es necesario realizar sueltas del mismo por parte de los agricultores y la Consejería.

El objeto de esta medida es crear zonas de implantación del parasitoide que, además de proteger los castañares públicos, sirvan de focos desde los cuales Torymus pueda expandirse y colonizar otras zonas afectadas.

 

Comentarios