Badajoz
31 Julio 2021, 9:00
Actualizado 31 Julio 2021, 16:11

Esta historia de amor se escribe en un huerto de la barriada pacense de Llera y se puede ver desde el aire, pues se trata de un seto diseñado para ser visto en altura. El artífice de este bonito gesto es Julián, un hombre de 71 años y apasionado de la jardinería que decidió hacer algo para homenajear a su mujer, Marisa.

La protagonista de esta historia cumple este sábado 66 años y sigue dando sus paseos por el huerto familiar en el que se ubica en grande su nombre. Fruto de esta historia de amor nacieron Luis, Marisa y Julián, sus tres hijos. Ambos narran a su madre lo relevante de este gesto que, si bien no suele consultar ella en internet, asombra a las personas que se interesan por ella.

Julián y Marisa posan en su rincón
Julián y Marisa posan en su rincón | Cedida

El romero que forma la palabra 'Marisa' tomó forma hace unos 15 años tal y como relata a Canal Extremadura Luis, el hijo, y aunque en los dos últimos años ha enfermado un poco, sigue siendo la parte más importante del huerto que su familia tiene en Badajoz.

“A mi padre le encanta la jardinería y esto lo ha hecho en honor a ella. Son muchos años casados ya y a ella le gusta mucho”

De su cuidado y mantenimiento se encarga casi en exclusiva Julián, el padre, aunque hasta hace poco tiempo también le echaba una mano en esas labores su hijo, cuando estaba desempleado.

La pareja cumple 40 años casados de los que una parte de ellos es testigo el seto con el nombre de Marisa que sigue asombrando a curiosos y conocidos.

 

Comentarios