14 Enero 2022, 21:47
Actualizado 14 Enero 2022, 21:47

Ana María fue la primera embarazada positivo en covid de Extremadura. Le practicaron una cesárea y al niño lo llevaron a neonatos durante cuatro días. Pudo verlo sólo por videollamada. El recién nacido tampoco estuvo acompañado por otro familiar. 

El desconocimiento y miedo al contagio hicieron que, al principio de la pandemia, muchos protocolos y recomendaciones para el parto y el postparto saltasen por los aires. Pero en mayo de 2020 Sanidad rectificó y elaboró un documento técnico para el "Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19", en el que se desaconseja la separación por no existir "evidencias de transmisión vertical".

Sin embargo, la asociación 'Dulce Teta' denuncia que actualmente no está siendo así en el hospital de Las Vegas Altas.

El SES ha explicado que siguen el protocolo del Ministerio y que lo ocurrido en Don Benito es un caso puntual relacionado con la saturación de las áreas de pediatría y ginecología. 

Este es un ejemplo de separaciones tras el parto que, según la OMS, durante la pandemia. Alerta de queesto lo que aumenta el riesgo de muerte y de complicaciones para toda la vida. Y es que durante las primeras 16 horas de vida del bebé no sentir el cuerpo materno cambia su genética, por eso se recomienda mantener al niño junto a la madre incluso en los casos en que se sospeche o se confirme un positivo. 

 

Comentarios