21 Enero 2021, 17:43
Actualizado 21 Enero 2021, 17:43

El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, ha mostrado su "decepción" ante las restricciones anunciadas ayer por la Junta de Extremadura para frenar los contagios de coronavirus y ha pedido "medidas adicionales".

En rueda de prensa, el primer edil ha lamentado que ninguna de las medidas anunciadas vayan a tener alguna incidencia más en la lucha contra los contagios en la ciudad: "el Ayuntamiento ya había adelantado por ejemplo el cierre de las instalaciones deportivas".

Por este motivo, ha pedido "medidas adicionales" que sean consensuadas con expertos y, entre otras cuestiones, cree que es "incomprensible" que las clases vayan a regresar a los institutos la próxima semana, una semana "clave" en la lucha contra la tercera ola.

En cuanto al comercio y la hostelería, ha afirmado que "no se les puede instar a que sigan con su sacrificio y, sin embargo, no se le pida al resto de la sociedad que acompañe con medidas que permitan salir cuanto antes de esta situación".

"Se deben habilitar fórmulas de ayuda a la hostelería y el comercio"

Por esta razón, entiende que si el actual escenario continúa, se deben habilitar fórmulas de ayuda a la hostelería y el comercio, por ejemplo con la posibilidad de que las tiendas abran con cita previa y siempre con solo un cliente en todo el establecimiento. "No puede ser que toda la sociedad se vea abocada a comprar los calcetines por Internet", ha dicho.

"Es una tozudez del Gobierno central y regional de no anticipar el toque de queda"

El primer edil también ha lamentado la "tozudez" de Gobierno central y de la Junta de Extremadura respecto a no anticipar el toque de queda para evitar infracciones como los botellones, criticando que se alegue que un adelanto de esta restricción tendría un efecto contrario. "Por la mañana la ciudadanía hace deporte y pasea, pero no hay botellones, práctica que sí acontece desde las 19:00 horas", ha precisado.

En este sentido, ha manifestado que varios centros de salud de la ciudad se plantean llevar a cabo cribados masivos tras detectarse un gran número de enfermos asintomáticos, muchos de ellos jóvenes.

Además, el regidor pacense ha lamentado la evolución del proceso de vacunación en la región, pues a tenor de las cifras por semana que indica la Junta de Extremadura, el procedimiento no acabará "hasta dentro de dos o tres años". 

Comentarios