24 Mayo 2022, 14:29
Actualizado 24 Mayo 2022, 14:43

La Audiencia de Badajoz ha celebrado este martes una vista a puerta cerrada para juzgar a un hombre por abusos sexuales sobre su sobrina, una menor de 10 años, hechos acontecidos en 2012 por los cuales la acusación particular pide seis años de prisión y la Fiscalía dos años y medio.

El Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente tres años y medio, pero reconoce la atenuante del tiempo transcurrido desde que se produjeron los hechos hasta que se ha celebrado el juicio.

A su vez, la defensa del hombre, que ha reconocido los hechos durante la vista, ha alegado este atenuante, así como el de reparación del daño, ante lo cual considera que la pena debe ubicarse entre uno y dos años de prisión.

Los hechos juzgados datan de 2012 en Badajoz, por los cuales se acusa al hombre de tocamientos a la menor durante una noche en la que estaban acostados en la misma habitación, suceso del cual la víctima no habló a sus padres hasta transcurridos más de tres años.

A los padres les costó dar crédito a los hechos, hasta que una hermana de la víctima les relató unos hechos similares, sufridos también cuando tenía 10 años, en este caso acontecidos en Portugal en 2019, los cuales deberá juzgar la Audiencia Nacional al no haber acaecido en España.

Tras este último hecho, los padres decidieron definitivamente romper las relaciones con el acusado.

En el caso del suceso juzgado hoy, la acusación particular solicita a su vez una indemnización que asciende a 15.000 euros.

El abogado de la acusación particular, José Luis Díaz, ha afirmado a los medios tras el juicio que otro aspecto “muy importante” es que la sentencia “sirva para que este tipo de situaciones no vuelvan a producirse, más en un entorno como el familiar”.

Comentarios