4 Mayo 2021, 18:02
Actualizado 4 Mayo 2021, 18:02

La nueva Ordenanza de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos de Cáceres obligará a los dueños de perros a limpiar el orín de los canes en la vía pública con medidas coactivas, ya que habrá multas de 100 a 750 euros por incumplir la normativa, en una ciudad que tiene registrados 25.000 perros.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya y el director general de Conyser -la empresa subcontratada para gestionar la recogida de basura y limpieza viaria-, Eduardo Chacón, han presentado una campaña de responsabilidad en tenencia animal en el área canina del Parque del Príncipe. La campaña repartirá 3.000 recipientes para que los cacereños puedan verter agua donde miccionen sus perros.

“Es una medida de adaptación y para incentivar la limpieza viaria y el comportamiento cívico, ya que cuando entre en vigor la ordenanza será obligatorio hacerlo”, ha señalado el alcalde.

Se repartirán en primer lugar a través de las asociaciones de vecinos, y en puntos estratégicos de Conyser, y se informará a través de la redes sociales de la empresa de cómo se hará el reparto. También, en las piscinas municipales en temporada de baño. Para neutralizar el efecto de la urea, recomiendan mezclar agua con vinagre, y cuando se acaba, el bidón se pliega y se puede llevar en el bolsillo.

"Vamos a pedir a la Policía Local tolerancia cero con los comportamientos incívicos"

“El periodo de adaptación es ahora”, ha incidido Salaya, “una vez entre en vigor la ordenanza vamos a pedir a la Policía Local tolerancia cero con los comportamientos incívicos en este sentido; no podemos permitir que nuestra ciudad se ensucie y sufra por el comportamiento incívico de unos pocos”.

Censo canino

Según el primer edil, en Cáceres hay 25.000 perros, “esto representa más de un perro por cada cuatro habitantes, lo cual significa que la capacidad para ensuciar de los perros es notable. Estamos viendo como cada vez aumentan más las quejas por la suciedad de algunas zonas por el comportamiento incívico; un solo perro con un dueño maleducado puede hacer mucho daño a un parque o a una calle”.

En este contexto, Salaya ha recordado que las diez áreas caninas de la ciudad “se han mejorado notablemente en el último año y se han incluido en el contrato de limpieza viaria” que se mantiene con Conyser.

“Las áreas caninas han dejado de ser descampados vallados y se han dotado de mobiliario y fuentes para personas y animales; se limpian periódicamente y poco a poco están pasando a estar bien dotadas”, en palabras del alcalde y edil de Medioambiente. 

Temas
 

Comentarios