Badajoz
2 Marzo 2021, 21:44
Actualizado 2 Marzo 2021, 21:44

La vacunación frente al coronavirus que se está realizando a nivel mundial sigue generando estudios y respuestas día a día. Ahora hemos conocido que en Israel- 50% de población vacunada con dos dosis y 20% con una dosis- el contagio de las personas vacunadas ha disminuido un 92%. 

Es decir, el estudio- todavía sin publicar-demuestra que la vacuna no solo protege a quien se inmuniza, sino que interfiere para conseguir esa esperada inmunidad de grupo que anhelan todos los países. 

Sin contagios y con menos carga viral

El estudio israelí- que ha inmunizado solo con la vacuna de Pfizer- también ha demostrado que en el caso de contagio, las personas reciben una carga viral hasta dos veces más baja que otra persona no vacunada, con lo cual se suman otro factor positivo.  

"Hay que ser optimistas pero prudentes"

"Es una noticia sin duda optimista y esperanzadora- nos cuenta Alejandro García, enfermero de Cáceres y miembro del Comité Asesor de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas- pero hay que combinarla con una alta dosis de prudencia y paciencia". 

Estudio preliminar

Y es que el estudio es todavía muy preliminar, y la situación de España, asegura García, es muy diferente a la de Israel. "Nosotros apenas tenemos vacunada al 4% de la población con dos dosis, hay que tener mucha cautela".

Efectos secundarios de Astrazeneca

Sobre los efectos secundarios que la vacunación está provocando en la población más joven- inmunizada con las dosis de Astrazeneca - Alejandro García les ha restado importancia. "Estamos hablando que de unas cuarenta mil personas, apenas un centenar ha presentado algunos síntomas leves, como dolor de cabeza o unas décimas de fiebre". 

Paracetamol como prevención

Para evitar esos síntomas, la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas recomienda tomarse un gramo de paracetamol antes de ponerse la vacuna y si fuera necesario la misma dosis cada seis horas durante las 24 horas siguientes a la vacuna. 

Estamos hablando de efectos muy leves, porque que a nadie se le olvide "que el peor efecto secundario de la vacuna es no ponerla", asegura contundente Alejandro García. 

 

 

Comentarios