14 Abril 2021, 21:43
Actualizado 14 Abril 2021, 21:43

Para lograr la inmunidad de grupo hay que seguir vacunando a la población con las dosis disponibles de diferentes farmacéuticas.

La pregunta más repetida ahora es por qué se están produciendo trombos que podrían relacionarse con las vacunas de Janssen y AstraZeneca. Las hipótesis que se barajan al respecto se basan en que son vacunas basadas en adenovirus, "un tipo de replicación de la propia vacuna para inyectar la proteína S". Así lo explica el virólogo extremeño e investigador del CSIC Alejandro Pascual. "La principal idea es que hay un factor de la coagulación, el factor 4, que suele activarse en algunas enfermedades autoinmunes en respuesta a la heparina. El problema de algunos pacientes es que estos anticuerpos se han activado sin que tengan heparina, por lo que hace falta mucha investigación para saber cuál es el problema". 

Pero, ¿por qué estos trombos, a pesar de ser casos muy aislados, se dan sobre todo en mujeres menores de 60 años? La idea más robusta, explica Pascual, es que "hay diferencias en el propio ADN de la persona que pueden hacer que un cuerpo reaccione de diferente manera a otro". Pero insiste, "es algo rarísimo. En más de 40 millones de dosis inyectadas, ha ocurrido en una veintena de pacientes". 

 

Vacuna española 

El investigador extremeño trabaja en la vacuna española, que podría estar lista para principios del año que viene. Se trata de una vacuna intranasal de una sola dosis que "llevará a cabo una inmunidad esterilizante". Las vacunas que hay ahora comercializadas, explica Alejandro Pascual, impiden que el paciente vacunado desarrolle una enfermedad mucho más grave de la Covid, "pero no impiden, al menos al 100%, que la gente pueda infectarse. Esta vacuna sí lo impediría", concluye. 


 

 

Comentarios