12 Abril 2021, 14:10
Actualizado 12 Abril 2021, 14:32

Este año, el colegio del Cerro Gordo, en Badajoz, es el que más expectativas despierta. Lo hace porque ha planteado un debate interno a los cientos de familias que abren sus puertas en septiembre. Cambiar de colegio a los pequeños o terminar Primaria en el actual. Alicia Mendo, que vive en Cerro Gordo desde hace diez años, nos detalla que finalmente ha decidido cambiar a sus tres hijos. Para ella, es clave ir andando, y el comedor.

Actualmente los acogía el Enrique Iglesias, el colegio pacense más demandado el año pasado. Las Josefinas y los Maristas son tradicionalmente los más solicitados, y el Arias Montano. Domingo y Julia llevarán a sus peques allí. "A mi hijo Javier lo voy a escolarizar allí", nos cuenta Domingo, "porque ya está su otro hermano y nos gusta el sistema educativo". "Además" apostilla Julia, "está en el centro".

Detectives si hay sospechas de fraude

Los trámites este año de nuevo son telemáticos o en el propio centro. Trámites donde la argucias y picarescas resuenan. Habrá detectives detrás de solicitudes aceptadas sospechosas. Ignacio Lozano, que dirige una agencia que recibe cada curso varios encargos de familias rechazadas en el proceso, detalla que "los padres no se convierten en expertos en falsificar, lo hacen por sus hijos. No se imaginan que un detective los va a desenmascarar".

Lozano recalca que "todos los años los padres de los alumnos que se quedan a las puertas de haber entrado, sobre todo en los colegios concertados, contratan los servicios de detectives para intentar descubrir las irregularidades". Sobre todo infracciones a la hora de determinar cuál es el lugar de trabajo real o el domicilio habitual. "En la mayoría de ocasiones resolvemos que los padres aportan datos falsos". Y concluye: "cuando un niño entra, deja a otro fuera y eso hace que el trabajo del detective sea la única posibilidad de averiguar la verdad".

"Todos los años los padres de los alumnos que se quedan a las puertas de haber entrado, sobre todo en los colegios concertados, contratan los servicios de detectives para intentar descubrir las irregularidades".

En Cáceres lideran la demanda habitualmente Licenciados Reunidos, el Castra Cecilia y el Nazaret. En Mérida, los Salesianos. En Plasencia, el Pilar, San José y La Salle. Ahí llevará Virginia a sus hijos. "Lo hemos elegido porque es un centro concertado y tiene un sistema innovador".

"Lo hemos elegido porque es un centro concertado y tiene un sistema innovador".

Todos, públicos y concertados, afrontan un nuevo proceso lleno de nervios hasta el 18 de junio, cuando se publican las listas definitivas. La administración se compromete a que sea un proceso transparente y objetivo.

 

Comentarios