10 Julio 2021, 21:21
Actualizado 10 Julio 2021, 21:21

España deberá gestionar más de 6.500 toneladas de residuos nucleares de alta radioactividad los próximos años como resultado de alargar la vida útil de las centrales nucleares por encima de los 40 años y todavía no hay un plan definitivo para su almacenaje. Es la denuncia que ha realizado El Movimiento Ibérico Antinuclear en Cáceres donde ha reunido a activistas españoles y portugueses en la presentación del Manifiesto Antinuclear por una Energía 100% renovable y sin riesgos para la vida. 

Aseguran que la solución pasa por aportar más dinero al plan de cierre presentado por el gobierno, un capital que debe partir también, dicen, de las empresas eléctricas que gestionan las centrales nucleares en nuestro país. También desconfían de soluciones como el almacén temporal centralizado que se proyecto en Villar de Cañas o el traslado de los residuos a terceros países y apuestan por soluciones definitivas aunque mucho más caras como los almacenes geológicos profundos.

Entre sus propuestas también está poner fin a la minería de uranio en nuestro país y declarar ilegal proyectos como la mina que la multinacional Berkeley explota en Salamanca. 

 


 

Más Información
Imagen
my image

El Consejo de Seguridad Nuclear flexibiliza los criterios de renovación de las centrales

Imagen
my image

El Consejo de Seguridad Nuclear apoya la renovación de la Central de Almaraz

 

Comentarios