6 Abril 2021, 14:47
Actualizado 6 Abril 2021, 14:47

Los vecinos de Madroñera y Herrera del Duque se someten a cribados masivos para contener el virus. La localidad cacereña roza ya los 800 casos por cada 100.000 habitantes en incidencia acumulada a los 14 días y la pacense, supera los 500 casos.

El Servicio Extremeño de Salud está pendiente de la evolución de los dos municipios y, en base a los resultados de las pruebas, decidirá si pone en marcha restricciones especiales. 

180 pruebas, la mayoría negativas

En Madroñera, 180 vecinos se sometieron este lunes a las pruebas diagnósticas. De ellas, todas han resultado negativas y sólo 14 están pendientes. 

Además en las últimas horas, se habrían notificado una veintena más de positivos, tras los 21 casos de ayer. 

El Ayuntamiento de la localidad espera que el cribado ayude a contener el virus, pero no descarta tomar medidas adicionales en el pueblo. 

Cribado vespertino

También preocupados están en Herrera del Duque, localidad de poco más de 3.500 habitantes y donde la incidencia acumulada a los 14 días alcanza ya los 545 casos por cada 100.000 habitantes;  y lo que es peor, los 430 casos en la incidencia a siete días.

Esta tarde, a partir de las cuatro y a hasta las nueve, se realiza un cribado masivo para conocer cuál es la situación real del municipio. De sus resultados, dependerá que se decrete o no el cierre perimetral de la localidad en los próximos días. 

En cuanto al origen de los contagios, según el SES, tendría que ver con una celebración familiar y aunque la trazabilidad está clara, teme que las cifras continúen subiendo.

 

 

Comentarios