19 Julio 2021, 14:56
Actualizado 19 Julio 2021, 15:08

Observar de cerca un caso de conducción temeraria es más habitual de lo deseado. Más complicado es que una tercera persona pueda grabar esa peligrosa actitud al volante y denunciarlo inmediatamente a la Guardia Civil y a los servicios de emergencia.

Es lo que hizo un conductor que pudo ser testigo de la imprudencia y que prefiere mantenerse en el anonimato. Ayer por la tarde conducía por la A5 entre Trujillo y Deleitosa cuando se percató de que el vehículo que tenía delante hacía eses continuamente por los dos carriles de la autovía.

El coche incluso dificultó el acceso a la vía por parte de otro vehículo que circulaba por el carril de incorporación. Su compañero de viaje pudo grabar las imágenes con su móvil, que dejan claras la gravedad de las infracciones, y avisar tanto al 112 como a la Guardia Civil.

El vehículo abandonó la autovía a la altura de Deleitosa, se incorporó a la N-V y acabó sufriendo un accidente en el que no se vio involucrado ningún otro vehículo. La Guardia Civil, que ya había recibido la denuncia, lo localizó e identificó en el kilómetro 209 de la Nacional. Tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, fue detenido imputándosele un delito contra la seguridad vial.

 

Comentarios