3 Mayo 2021, 17:05
Actualizado 3 Mayo 2021, 17:05

Aún nos faltan los informes definitivos de Aemet, pero creo que no me equivoco mucho en vaticinar que abril pasará a los archivos climatológicos como un mes marcado por las lluvias superiores a lo habitual y con temperaturas notablemente más bajas. Pero las tornas pueden cambiar en mayo, según parece. Los modelos de la NOAA (la Aemet estadounidense) apuestan por un mes seco y normal en las temperaturas

El anticiclón de las Azores, ese centro de altas presiones que se forma en el Atlántico central y que regula el avance o no de las borrascas a modo de semáforo, seguirá debilitado durante 10 o 15 días más. Por lo menos es lo que se deduce del índice NAO (acrónimo del inglés Oscilación del Atlántico Norte). 

previ
Previsión del índice NAO. Fuente: cpc.ncep.noaa.gov

Ya hemos comentado por aquí que esta variable marca la diferencia de presión atmosférica entre las Azores (donde suele ser alta debido, precisamente, al anticiclón) e Islandia (con la presencia de sus continuas borrascas). En caso de ser negativo, el anticiclón está debilitado por lo que los centros de bajas presiones tienen vía libre para llegar a la península. 

Pues bien, de cara las próximas semanas parece que continuaremos con la alternancia de días soleados (o nubosos) y días de lluvia. Esta situación aguantará (casi seguro) hasta mediados de la semana que viene y a partir de entonces ya es más difícil avanzar puesto que los modelos empiezan a dar salidas muy dispares, como es habitual. Sin embargo, como vamos a ver inmediatamente, la segunda quincena podría estar marcada por la presencia de abundante nubosidad pero con poca precipitación

previ
Anomalía de precipitación prevista. Fuente: cpc.ncep.noaa.gov

Así pues, y con esta disparidad, los modelos climatológicos marcan que mayo será un mes seco en buena parte de la península. Aquí en Extremadura los acumulados de precipitación podrían estar entre un 20 y un 40% por debajo de lo habitual. En cambio, los totales se mantendrían en los márgenes de la climatología en zonas del sureste. Eso sí, con muchas nubes. 

Como hemos dicho antes, en las próximas semanas podríamos ver el tránsito de borrascas inactivas, que aportarían más nubes que lluvias. La presencia de la nubosidad mantendría a raya las temperaturas, conteniéndolas para  que no se disparen mucho. De hecho, el modelo no ve anomalía alguna por lo que en conjunto estarían dentro de lo habitual, con la clara tendencia alza típica de los meses de primavera.  

previ
Anomalía de temperatura prevista. Fuente: cpc.ncep.noaa.gov

 
Iremos viendo. Por lo pronto, en Extremadura tendemos por delante unos días serenos, con nubes de tipo medio y de tipo alto y con temperaturas en clara línea ascendente, pero a la espera de lluvias para el fin de semana

 

Comentarios