24 Noviembre 2021, 19:59
Actualizado 24 Noviembre 2021, 19:59

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda ha adjudicado por 165.636 euros a CIEX-TXT Ingeniería la redacción del proyecto del segundo tramo de la ronda sureste de Cáceres, de tres kilómetros para unir la Charca Musia con la carretera de Badajoz.

Además, la actuación incluirá la mejora de la seguridad vial y un nuevo acceso a La Cañada.

El contrato tiene por objeto determinar la viabilidad del proyecto, así como describir los trabajos, enumerar las materias objeto de estudio, definir las condiciones y criterios técnicos y concretar la redacción y presentación de los documentos, ha expuesto la Junta en nota de prensa.

El proyecto, que contempla la conexión entre la carretera de Miajadas con la N-523, el inicio de la carretera Cáceres-Badajoz, antigua EX-100, servirá para preparar la memoria, planos, pliego de prescripciones técnicas y presupuesto necesario.

Todo ello para definir las obras y la forma de realizarlas, las características de los materiales, su procedencia y las especificaciones de las distintas unidades de obra a ejecutar con el fin de conseguir los resultados “óptimos y conjugar” los puntos de vista técnico y económico, tanto en la fase de construcción de las obras, como en la de su conservación y explotación.

El primer tramo de la ronda sureste de Cáceres, de 3,8 kilómetros, contó con un presupuesto de 22.096.363 euros con cofinanciación europea, y se puso en servicio el 14 de junio de 2021.

Une la EX-206 (la carretera de Miajadas), las avenidas de Dulcinea y la Hispanidad, la Carretera de la Montaña y Residencial Universidad con la N-521, que conecta a su vez con la ronda norte.

Cuenta entre otros elementos con dos viaductos, cinco glorietas y la conexión con otra glorieta existente, carril bici y paseo peatonal, además de un mirador en la zona de la Montaña accesible desde la ronda por una pasarela metálica y también desde la Carretera de la Montaña a la altura de la ermita de El Amparo.

Además, en la zona del mirador se han consolidado y adaptado unos restos catalogados y protegidos, una intervención que se ha realizado según la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura, ha apuntado el Ejecutivo regional. Durante la Guerra Civil Española se estableció en esta zona una defensa antiaérea franquista.

Para la Junta, esta nueva vía de comunicación está sirviendo ya para vertebrar la capital cacereña, propiciar un tráfico más fluido y seguro, redefinir la movilidad, aliviar el tráfico y cambiar la forma de desplazarse en la ciudad, que “demandaba” esta infraestructura. 

 

Comentarios