25 Julio 2021, 15:10
Actualizado 25 Julio 2021, 15:10

Extremadura roza ya la inmunidad de grupo. El porcentaje de vacunación está casi al 70 por ciento, uno de los más altos del país. Un hito cuando se cumplen casi siete meses de aquel 27 de diciembre cuando a Vicente le inocularon la primera dosis contra la Covid-19 suministrada en la región.

De estos siete meses, Canal Extremadura ha querido hablar con profesionales sanitarios de la región para conocer su visión de estos siete meses. Hemos pasado media tarde con un equipo de enfermeros en el pabellón Ifeme en Mérida. Emociona oírles hablar.

"ME TEMBLABAN LAS MANOS"

Raquel López es enfermera del equipo de vacunaciones del SES contra la Covid-19. Recuerda ese 27 de diciembre de forma muy clara. "Me temblaban las manos, de eso me acuerdo. El comienzo fue precipitado, con muchos nervios y mucha emoción. Vacunar cien personas parecía un mundo y ahora estamos inmersos en vacunaciones masivas". Con equipos mucho más reforzados, asegura emocionada que lo más duro en estos meses ha sido estar "lejos de la familia". El cansancio psicológico de otra ola "eso agota", reconoce, pero también dice que la anima "ver que la gente viene y se vacuna"

Sonia Vázquez es compañera de Raquel en el equipo de vacunaciones del SES en Mérida. Asegura que su mayor deseo profesional en estos momentos es: "terminar, que toda la población esté vacunada, terminar lo que empezamos y conseguirlo". En estos meses, afirma haber vivido días muy duros, sobre todo por el miedo a contagiar a los suyos, "pero cuando ves que avanza (la vacunación), merece la pena".

"DESBORDADOS EN PRIMARIA"

Juan Miguel Rubia es enfermero de Atención Primaria. Esa tarde trabaja fuera de su centro de salud habitual en la capital extremeña.  "Empezamos a vacunar hace tres o cuatro meses en el centro de salud, a los inmovilizados de nuestra zona, fue una ilusión y cada vacuna era un tesoro". Reconoce que fue todo un reto entonces y lo recuerda con satisfacción.

"Hemos hecho un esfuerzo muy grande en vacunar a la población y ahora la quinta ola se está viendo que está descontrolado el virus", pese a ello reconoce la importancia de tener vacunada ya a la población de mayor riesgo. Asegura además que en Atención Primaria "estamos desbordados en julio. Hay muchos positivos, no se da a basto a rastrear a la gente" y añade "estamos deseando descansar y dedicarnos a nuestras labores de atención primaria".

Paula Salamanca es Directora de Enfermería en el área de Mérida. Recuerda que este año "no tuvimos Navidades". "Han sido siete meses muy intentos, las navidades fueron prepararnos para ver como vacunar. Nunca habíamos hecho esto, ha sido complicado y duro", y ya llegando a la etapa final asegura que "muy satisfechos por esos equipos que cada día se entregan para conseguir esa inmunidad".

Detrás de cada jornada de vacunación remarca que hay "mucho trabajo y eso no se ve, pero si los resultados son el 70 por ciento de la población vacunada". 


 

 

Comentarios