11 Enero 2021, 11:15
Actualizado 11 Enero 2021, 11:16

Un bar de gasolinera abarrotado de clientes. Es lo que ha desalojado este fin de semana la Policía Local de Mérida, en colaboración con agentes de la Policía Nacional. El delegado de la Policía Local de la capital emeritense, Marco Antonio Guijarro, ha explicado que el bar de una estación de servicio de la ciudad que se encontraba “llena de gente consumiendo”. Los bares de las estaciones de servicio son una de las excepciones al cierre general de la hostelería en Mérida en vigor desde el sábado.

Los agentes, por tanto, tuvieron que recordar tanto a los responsables del establecimiento como a los clientes “que el fin de los establecimientos de hostelería en áreas de servicio ante esta situación de cierre de hostelería y comercio es poder atender a transportistas y servicios excepcionales". Tras ello, el bar se desalojo sin incidentes.

Ocho denuncias relacionadas con infracciones COVID-19

Además, la Policía Local ha interpuesto cuatro denuncias a personas que no llevaban la mascarilla obligatoria. Además, han sido denunciadas dos personas por no cumplir con el toque de queda obligatorio. La Policía también ha denunciado a una persona por ruidos y a otra por consumo en barra no permitido.

Los efectivos policiales han interpuesto 25 denuncias por infracciones de tráfico, una por aparcacoches ilegal y otra denuncia por venta ambulante

Comentarios