25 Enero 2021, 16:34
Actualizado 25 Enero 2021, 16:48

Las unidades de cuidados intensivos del Hospital de Mérida están al borde del colapso. Una tendencia que se repite en centros hospitalarios de prácticamente toda la región: el alto índice de contagios se ve traducido en un alto número de hospitalizaciones, en planta y en cuidados intensivos, y cada jornada Extremadura se acerca más al colapso hospitalario, mientras sigue batiendo cada día su propio récord en el número de personas ingresadas en UCI.

"La situación en Mérida es la peor que hemos tenido".

En concreto en la capital extremeña, según ha confirmado en Canal Extremadura Radio su responsable, Juanjo Romero, todas las camas UCI dedicadas a pacientes covid están ya ocupadas, y solo disponen de dos o tres de las UCI polivalentes para otras patologías. "La situación en Mérida es la peor que hemos tenido desde que empezó toda esta locura", asegura Juanjo Romero, que insiste en que la sanidad pública no es infinita y Extremadura ha llegado a una situación de precolapso.

A la saturación hospitalaria hay que añadir el agotamiento de los trabajadores sanitarios, "que estamos obligados a trabajar en unas condiciones brutales, como nadie en la calle ni en un despacho se puede ni imaginar", porque nadie ha ido a ver la situación en los hospitales salvo quienes, desgraciadamente, han tenido que ingresar.

Después de más de diez meses de crisis, los sanitarios extremeños aseguran estar llenos de cansancio, agotamiento y rabia e incluso hastío ante la situación. "Cuando estás obligado a trabajar y la gente se vuelca, deja de lado a su familia para atender a la gente, eso es loable; cuando eso llevas haciéndolo once meses, ya no sabes si es loable o es una auténtica locura", asegura Juanjo Romero, que además pide a los responsables políticos que tomen medidas para solventar esta situación, porque a los sanitarios ya no les vale "con una palmadita en el hombro".

Comentarios