23 Febrero 2021, 17:15
Actualizado 24 Febrero 2021, 16:41

Recientemente se han publicado los resultados del proyecto CAFE (Climate Advanced Forecasting of subestacional Extreme) que lo podríamos traducir como “Previsión Climática Avanzada de Extremos Subestacionales” (se habla de “subestacional” ya que abarca varias semanas). Se trata de un nuevo método de estudio en el que se identifican nueve patrones climáticos que afectan de forma directa a los episodios de fuertes lluvias en el Mediterráneo. Está dentro del programa de investigación “Horizonte 2020” de la Unión Europea y financiado con 3 millones de euros de fondos comunes. 

previ
Póster del estudio del proyecto CAFE encabezado por el meteorólogo Mastrantonas, del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo. 

Esta técnica de pronóstico permitirá predecir con varias semanas de antelación escenarios de lluvia potencialmente peligrosos. Un margen de tiempo suficiente para que las autoridades políticas tomen medidas efectivas de mitigación ante los aguaceros. 

Los resultados se han publicado hace unas semanas en la Revista Internacional de Climatología. Los autores son miembros del Centro Europeo de Previsión Meteorológica a Medio Plazo (ECWMF) ubicado en Reino Unido y la Universidad Técnica de Freiberg, de Alemania, encabezados por el meteorólogo Nikolaos Mastrantonas. 

Las lluvias extremas tienen consecuencias devastadoras para las economías de las regiones marítimas del Mediterráneo. 

Para esta investigación se han empleado datos meteorológicos diarios desde 1979 hasta la actualidad. Éstos fueron agrupados en nueve situaciones meteorológicas que engloban distintos escenarios que se dan en el Mediterráneo, tanto de estabilidad (anticiclones en superficie y dorsales en altura), como de inestabilidad (centros de bajas presiones en superficie y vaguadas en altura). 

previ
Estos son los nueve escenarios contemplados en el estudio y que abarcan una gran variedad de consecuencias meteorológicas en el Mediterráneo.

Mastrantonas nos lo ejemplifica y nos da una consciencia de la magnitud de la investigación: “el paso de una borrasca por el golfo de Vizcaya acarrea no sólo lluvias intensas en zonas de montaña del este peninsular, sino también aumenta hasta 6 veces la posibilidad de fuertes lluvias en Marruecos, Italia e, incluso, los Balcanes”

Y es que la previsión a gran escala tiene un índice alto de fiabilidad, aunque sea a varias semanas y la resolución espacial sea baja. El poder extrapolar las predicciones generales a zonas más locales es el gran avance de este método.  

Por ahora, es bastante complicado pronosticar con precisión dónde, cuándo, durante cuánto y cuánto va a llover en un punto determinado con varias semanas de antelación. 

 

“Esto permite utilizar los datos para mejorar los modelos meteorológicos que permitan una previsión mejorada de las lluvias en el Mediterráneo”, afirma el profesor Jörg Matschullat, de la Universidad de Freiberg. 

El estudio también ha determinado, además, que las montañas juegan un papel determinante entre áreas distantes. Así, el 30% de los eventos de lluvias fuertes que se dan en centro y oeste de Italia, también se dan al mismo tiempo en Montenegro y en Croacia, a más de 500km de distancia. Se piensa que la causa está en que los Apeninos desvían el flujo de aire húmedo esa esa zona de los Balcanes. 

previ
Zonas afectadas por los eventos de fuertes lluvias y su vinculación con los escenarios estudiados

El pronóstico a varias semanas es muy desafiante debido a la escasa comprensión de otros fenómenos y de su vinculación con el Mediterráneo como la oscilación de Madden-Julian (que se da con un periodo de 60 a 90 días y que afecta al desarrollo de los huracanes), las ondas planetarias (las ondulaciones que generan las borrascas y los anticiclones) o los bloqueos atmosféricos (cuando un anticiclón es tan potente que paraliza la circulación atmosférica). 

“Las conexiones entre estos nueve patrones y los lugares donde se producen lluvias extremas son muy claras”, afirma Jörg Matschullat de la universidad de Freiberg (Alemania)

Como ocurre siempre en Ciencia, el siguiente paso es verificar la validez del modelo y de sus resultados. Si éstos son de calidad, este tipo de información aportarían mayor precisión a las previsiones meteorológicas diarias. 

Más información https://rmets.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/joc.6985 , http://www.cafes2se-itn.eu/  y https://www.ecmwf.int/en/about/media-centre/science-blog/2020/towards-sub-seasonal-predictability-extreme-weather-over

Más Información
Imagen
my image

Una ola de frío congela a los Estados Unidos

Imagen

Los científicos advierten de la paralización de la corriente del Golfo

Imagen

Más de 5.000 lagos del hemisferio norte están en peligro

 

Comentarios