1 Agosto 2021, 11:45
Actualizado 1 Agosto 2021, 11:45

La fusión de Unicaja y Liberbank alumbra el quinto banco español por tamaño. En concreto, la absorción de Liberbank, en la que se integró la antigua Caja Extremadura, ha dado origen a un grupo financiero con casi 113.000 millones de euros en activos totales, una red de 1.400 oficinas y una plantilla de 9.728 empleados.

Todo apunta a que se producirán prejubilaciones que afectarán a unos 730 empleados de Liberbank, para las que se han destinado 143 millones de euros.

La crisis financiera se llevó por delante en 2011 la Caja de Ahorros de Extremadura que se integró en Liberbank. Y ahora es esta última la que pierde el nombre y a casi un 20 por ciento de su plantilla después de ser absorbida por la andaluza Unicaja.

Son 730 empleados a los que se indemnizará con 143 millones, según las previsiones que se han dado a conocer. Una salida que José Carlos Álvarez, secretario general de Sibank, sindicato independiente de Liberbank, confía en que no sea traumática. De momento, no se conocen las condiciones de su salida. Habrá que esperar a septiembre cuando se constituya la mesa de negociación.
 

 

Comentarios