13 Octubre 2021, 14:02
Actualizado 13 Octubre 2021, 14:25

El día 15 de octubre se conmemora el  Día Internacional de la Mujer Rural. Un día para la reivindicación y el reconocimiento de la labor e importancia que tiene el trabajo de la mujer rural y la necesidad de mejorar sus condiciones de vida. Una jornada que en nuestra región es aún más importante porque la mayoría de las mujeres viven en nuestros pueblos.

El día de la mujer rural se celebra, desde su instauración en el año 2007, por parte de la ONU y, en Extremadura, es un día de reivindicación, más si cabe, al ser eminentemente rural.  

El paro, la tiranía de los cuidados y la invisivilización de la violencia de género principales problemas de la mujer rural 

Ponemos sobre la mesa algunos datos: En Extremadura hay casi 59.000 mujeres que quieren trabajar y no pueden, no encuentran trabajo. En el mundo rural, las oportunidades laborales son más difíciles de encontrar por la mentalidad adquirida de la adjudicación de los cuidados de la casa y la familia a las mujeres. Mentalidad que impone la estructura social machista en la que vivimos.

Una forma de pensar que se extrapola al aislamiento que sufren las víctimas de la Violencia de Género, relegadas al ámbito de lo privado, y que se recrudece en el plano rural. Las denuncias de violencia de género siguen aumentando en nuestra región. Hasta junio de este año han llegado 1.187 denuncias a los juzgados extremeños. Son 121 más, que el mismo periodo del año anterior. 

Llegarán incentivos económicos a la titularidad compartida 

Los datos positivos de este año tienen que ver con los avances realizados en políticas y que tienen como protagonista a la mujer rural, como son los incentivos económicos de la Ley sobre la titularidad compartida de las explotaciones agroganaderas.

Extremadura ha sumado, en el último año, 32 titularidades compartidas en la región. Hasta junio había registradas 49 en Badajoz y 36 en Cáceres. Unas cifras que se espera que aumenten con los incentivos anunciados por el gobierno y que se pueden solicitar hasta el 19 de octubre.  

La figura de la titularidad compartida profesionaliza la actividad agraria de la mujer y reconoce los derechos a esas mujeres que comparten trabajo en el campo con su pareja, pero que no se ve reflejado en los papeles. Los beneficios se reparten al 50% y la mujer es destinataria directa del 50% de las cuantías de las subvenciones. Además de tener todas las prestaciones que conlleva cotizar a la seguridad social. Puntos muy importantes para la independencia financiera de las mujeres agricultoras en nuestra comunidad. 

Además, otro hito importante en el último año que afecta a las mujeres rurales directamente es la llegada de los fondos del pacto de estado contra la violencia de género, a través de las asociaciones de mujeres de toda la región.  

"La mujer rural no es ninguna cateta" 

Encarna Ramajo, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres de la Vera considera que hay muchas reivindicaciones y demandas de las mujeres que viven en el mundo rural. Dice Ramajo que "la mujer rural no es ninguna cateta, somos emprendedoras y empresarias".

Además de la celebración en  este día de la mujer rural, Ramajo suma la reivindicación porque considera que "aún nos queda mucho por conseguir" hasta que las oportunidades sean las mismas para las mujeres que viven en los pueblos. 

 

Comentarios