25 Marzo 2021, 21:55
Actualizado 25 Marzo 2021, 21:55

Ya nunca nos escucharás hablar en los espacios de la información meteorológica sobre los huracanes Dorian, Laura, Eta o Iota. Estos nombres han sido tachados de la lista por el comité de huracanes de la Organización Meteorológica Mundial hace unos días. 

La semana pasada se presentó el nuevo listado de nombres para esta próxima temporada 2021-22 tanto para el Atlántico como para el Pacífico Oriental. Este año tenemos dos novedades.

Una (la más llamativa) es la eliminación del uso de las letras griegas para identificar estos fenómenos ciclónicos. Según parece, la población presta más atención a la rareza del nombre que a las potenciales consecuencias que pueden llegar a tener. Además, a la hora de pronunciarlos en otros idiomas presentan ciertas dificultades y pueden conducir a error debido a su similitud como ocurre con los casos de zeta, eta y theta. 

Desde 1953 sólo hubo que tirar del alfabeto griego en dos ocasiones: 2005 y 2020.

Y la otra es la exclusión debido a la gravedad de los efectos que tuvieron. Se caen de la lista Dorian y Laura. Dorian afectó a las Bahamas en septiembre de 2019, y fue el más fuerte que jamás haya pasado por allí (los vientos de récord tuvieron rachas de hasta 295km/h). Provocó 80 muertos. Ya no habrá más Dorian. Su sustituyo es Dexter y aparecerá en 2025. 

Por otro lado, Laura también arrasó las Bahamas en agosto del año pasado con categoría 4 (los vientos superaron los 240km/h) y fue el huracán más potente en tocar tierra firme. Provocó la muerte a 77 personas y 260.000 fueron evacuadas. Tampoco oiremos más “el huracán Laura”, sino “el huracán Leath” a partir de 2026. 

En casi siete décadas hemos tenido que tirar de los nombres helenos en dos ocasiones. En 2005 llegamos a las seis primeras letras mientras que el año pasado fueron 9, hasta Iota. 
 

Más Información
Imagen

Histórica temporada de huracanes este año

Imagen

Temporada de huracanes de récord

Imagen
my image

En el ojo del huracán

 

Comentarios